El 8 las veremos.

Y ya estamos, otra vez, cerca del 8 de marzo y empieza el bombardeo en las redes de ofertas por el Día de la Mujer, desde los chocolates, pasando por la ropa interior y terminando por la entrada y el trago gratis en infinidad de bares.

díamujer

A pesar de que, a diario, las últimas semanas nos han presentado estadísticas acerca de las diferencias en salud, educación, lo laboral, bajas por maternidad vs. bajas por paternidad, en lo sexual y para colmo se han dado casos horrorosos de femicidios, como si las exigencias y las voces que han tomado fuera estos últimos años, se hayan convertido en una invitación para atacar más a las mujeres… A mi parecer, este aumento, en las agresiones y asesinatos, son represalias, atacan a las mujeres que tienen cerca ya que no pueden hacerlo con las que están en las marchas o en los puestos claves luchando por las demás. En fin, esa es mi perspectiva, quizás, simplemente ahora se habla más del tema, lo que significaría un logro en el sentido de que ya no pasa desapercibida el femicidio, como si fuera la muerte de un perro y era lo que sucedía hasta hace pocos años, aunque lo ideal sería que noticias como esas ya no existieran y no porque las oculten, sino porque se logre erradicar la violencia de género.

Pero lo que me preocupa es ver el amanecer del día 8 y que empiecen a rodar en las redes las selfies con los chocolates y las fotos con los arreglos florales, la flor roja o el mariachi; todas muy sonrientes y con el ego inflado porque les hicieron creer, con esas pequeñeces, que tener vagina es el logro más grande de sus vidas; que hacerse los rayitos en el cabello cada mes, es el rasgo intelectual que ellos respetan; que apretarse el pantalón o ponerse calzones con relleno, es el descubrimiento que ellos más admiran; que lo que hacen en la cocina jamás se comparará con la lucha por curar el cáncer; que perdonar mil cuernos y ponerlos de vuelta, es una gran muestra de valor, e.t.c., e.t.c.

Y así las veremos mañana. Es que me sorprendería ver arder una hoguera de chocolates, rosas y, por qué no, hasta de mariachis… bueno, no exageremos, empecemos con desear ver los botes de basura rebosando con lo antes mencionado y a todas las que trabajan fuera, exigiéndoles a sus jefes equidad laboral y salarial, a sus compañeros respeto a las ideas y a las labores que realizan en la empresa; a las que trabajan en casa, llenando las comisarías denunciando los golpes y los insultos; a las jovencitas cortando con novios infieles y abusivos. Y todas juntas empezando a informarnos y a luchar TODOS los días para erradicar el machismo en TODOS los campos de la sociedad; es que me sorprendería ver que, desde mañana, TODAS nos demos la mano y empecemos a luchar las causas de TODAS.

Pero las veremos mañana: trompudas si el compañero no les hecha los perros con una flor; indignadas con la empresa si no les trae mariachis; furiosas con los novios si no las esperan en la puerta de la casa, universidad, trabajao o lo que sea que hagan, con una caja de frutillas con chocolates; con ganas de divorciarse si los esposos no les hacen llegar el arreglo floral “sorpresa”.

Las veremos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s