Estar como te dé la gana.

Photo on 4-28-16 at 1.46 PM

Desde hace diez años, las grandes firmas de moda, vieron que la manera de hacer más dinero era poniendo a mujeres diversas sobre las pasarelas, vimos como aumentó el número de modelos afrodescendientes, asiáticas, latinas, e.t.c., pero eso sí, muy diversos y todo, las medidas no eran negociables, al contrario, esta nueva inclusión les decía a las mujeres de otras razas, que debían llegar a desafiar su genética, ahora todas estaban en la obligación de ser en extremo delgadas; así, con tristeza, pudimos ver a mujeres delgadas pero sanas, bajar peligrosamente de peso , hasta tener una apariencia poco saludable.

Lo peor de todo esto es que lo veíamos, lo criticábamos y comentábamos lo absurdo de estas apariencias, sabíamos que estaba mal pero pasábamos en casa, en la escuela o en la oficina, contra toda toda lógica luchando para estar y vernos enfermas; jamás analizamos el tema de la genética y la contextura de cada personas, no! la cosa era que si la compañera era más delgada, la otra debía lastimar su autoestima y atacar su cuerpo con dietas absurdas, para alcanzar un ideal que nadie le había dicho que era anormal.

Entonces, casi a finales de la década del 90, salen a la luz los oscuros secretos de las modelos y las casas de diseño que las empleaban, ahora nos contaban lo que ya sabíamos pero preferíamos ignorar porque más importante es portar la etiqueta que razonar; muchas de estas mujeres recurrían a drogas fuertes para calmar la sensación de hambre, bebían alcohol, fumaban y tomaban grandes cantidades de café, si no resistían el hambre, consumían una cantidad ínfima de comida, no dormían lo suficiente y cerraban con “broche de oro” provocándose vómitos, todo este ritual terminaba con la anorexia porque se supone que no debes gustarte a ti misma sino a ellos (los diseñadores de fantasías). Estos señores vivían diciéndoles a las chicas que siempre estaban gordas, que siempre había un kilo más por perder, llevándolas a sentir fobia por la comida.

Y así, llegamos al nuevo milenio y con el las “jubilaciones”de las pasarelas: unas vivas y otras muertas. Las que están tratando de recuperarse o las que no tienen remedio, comienzan a hablar sinceramente sobre la industria, quieren que ahora sus cuerpos muestren lo peligroso de esos cánones de belleza, lo que antes era un ejemplo a seguir. Se destapa la cruda realidad de centros de rehabilitación en donde se atienden pacientes de hasta siete años de edad, luchando por recuperarse de la anorexia… en serio? criaturas de siete años!!! Así es como en 2013, el gobierno francés decide (por fin!) tomar cartas en el asunto y poner leyes en contra de la contratación de modelos enfermas, quienes quieran modelar deberán presentar un certificado expedido por el Ministerio de Salud , avalando que están sanas; Isabelle Caro, activista de la campaña NO ANOREXIA, envía un fuerte mensaje exponiendo su cuerpo en vallas y publicidad, para así llegar a las masas y que comprendan la magnitud de los daños causados por una “ley” social dictada por “don nadies” que al tener el espacio, se creyeron dueños del cuerpo de todos los seres humanos.

El año pasado, con el visto bueno y el agrado de muchos, aparecen las modelos “curvy”, las “gordibuenas”, las “plus size”, las talla grande; Sport Illustrated rompe esquemas poniendo en su edición a modelos… “talla grande”? Sí, seamos sinceros, la mayoría de las “plus size” se ven como cualquier mujer, cualquiera que no es obesa. Y después suben la apuesta con mujeres que de verdad son plus size, desatando la polémica entre quienes defienden este nueva moda y sus detractores; en las redes sociales se empodera a las mujeres curvilíneas, camino que ya habían comenzado ciertas famosas, mostrando al mundo que no tiene nada de malo que una mujer tenga senos, trasero y caderas… Qué, en la pubertad no empieza a salir todo eso? Sí gente, esa “moda” existe desde la era de las cavernas, las mujeres tienen senos, caderas, muslos y traseros.

Aquí hay puntos preocupantes que nadie parece notar o están repitiendo la costumbre del silencio porque otra vez, los grandes de la moda están dictando que ser gordos es algo “in”; veo a gente insultar a las mujeres normales y a las que peligrosamente se acercan a la obesidad, pero porque les parece un insulto estético mas no por esa nueva imagen de cuerpos poco sanos; ahora todos viven con miedo de ofender al resto, gorda es un insulto, opinar que la obesidad no se ve bien (no hablo estéticamente) es un tabú enorme, vamos! desde hace mucho tiempo el sistema de salud de Estados Unidos está volcando sus recursos en tratar la obesidad de sus habitantes, la Primera Dama trata de dar el ejemplo para que las nuevas generaciones coman de manera saludable y dejen la vida sedentaria, todo en pro de disminuir los problemas cardiacos y  de diabetes (bebés naciendo con diabetes!) y otros más; es tal la situación que la obesidad se convirtió en una industria próspera para los realizadores de programas televisivos donde se muestra a los gordos como animales exóticos de zoológico a los que hay que entrenar para que se comporten como los seres humanos racionales y dejen de comer, el mensaje de que debes alimentarte bien y mantenerte en movimiento, es muy bueno pero en serio hay necesidad de invadir la vida de estas personas y humillarlas como si estuvieran tratando de re insertalas a la sociedad? hasta los animales tienen leyes que los protegen de vejaciones y humillaciones.

Personas que creen que revolucionan a la sociedad “atragantandose” de comida chatarra para engordar y mostrar que son rebeldes; vemos a Tammy Jung, una joven que en su adolescencia vivía obsesionada con su figura, odiaba cada vez que subía una libra y cuando la bajaba, seguía siendo infeliz… ahora revierte ese trauma comiendo chatarra en exceso y siendo sedentaria, pero la buena noticia es que lo esconde tras el telón de un negocio rentable ya que su novio que es su manager (qué raro!), la motivó para que vía on line sirva de fetiche para mucha gente que paga por verla ingerir un helado con jarabe de caramelo, a través de un embudo; dice que la hace feliz ya no tener que preocuparse por su figura, ajá! causa mucha dicha fregarse la salud, es más práctico que conseguir ayuda psicológica para aceptarse a sí misma, comer lo que quiera comer que le aporte los nutrientes que su cuerpo necesita y ya, si en el proceso sube o baja, será el metabolismo de su cuerpo trabajando. Esta chica pasó de un tipo de agresión a otra, nada más.

Por último, hay contexturas y contexturas, por ejemplo esos seres malévolos hechos en otro planeta que comen sin parar y jamás engordan! A veces hasta parece que comen y pierden peso por hacerlo, pero ojo, no quiere decir que por comer chatarra y no engordar, son personas sanas, al igual que el resto de mortales, deben someterse a chequeos periódicos para asegurarse de que su salud va bien, luego de eso pueden seguir comiendo todo lo que se les atraviese. Existen personas que por más sano que coman y más ejercicio que hagan, son gordas y, también ojo con esto, si se hacen un chequeo están más sanos que muchos de nosotros, a veces su gordura se debe a condiciones hormonales y existen quienes tienen un metabolismo que les hace fácil mantenerse en un punto medio.

Con esta moda de las plus size, que es muy buena iniciativa la de dar la oportunidad a todos los cuerpos de vestirse con lo que deseen, nadie se ha puesto a pensar en las millones de personas que tienen una contextura delgada, que no son curvilíneas y ahora deben lidiar con la imposición de esta nueva regla que las llevará a odiar sus cuerpos y empezar a tomar hábitos poco saludables. Sí gente, ya debemos decirlo, ser obesos es igual de malo que ser anorexicos. Es triste ver que en nuestra sociedad vivimos con la lógica de que para reinvindicar a unos hay que despotricar a otros, hay que boicotearnos y vivir enfermos… Y si ponemos de moda estar como se nos de la gana?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s